1 sept. 2008

EXCESOS, SENSACIONES Y OTRAS VERDADES


De excesos

Si, ya he empezado a buscar. He comenzado a ahorrar por que seguramente sea caro. Si es necesario empeñaré alguno de mis otros órganos. Admito donaciones por si alguna alma caritativa quiere hacer una bueno acción y librarse del infierno. Necesito un riñón nuevo.

El fin de semana ha sido duro en ese terreno. El alcohol corrió por los interiores libre y caudalosamente. Aun que los exteriores también se regaron en ocasiones. Y es que no es muy normal que tu propio padre sea el causante de tus borracheras, eso me pasa por tener un padre enrrollao y que sirva los cubatas demasiados cargados. Incluso hasta para expertos como nosotros.

Los excesos no solo vinieron en formato alcohol. El formato alimentación también se vio afectado. Lo mejor son las ensaladillas rusas para desayunar y los bocatas de entresijos a las 6 de la mañana. El resto de tu interior te lo agradece, aun que tu dentadura ni si quiera este para masticar.

El campo sexual es un terreno difícil de tratar. Darse se dió. Y es que mola follar aun que tengas gente en casa, es como un morbo añadido. Se centro en una única noche, pero vaya noche querido. Gracias por impresionarme cuando menos me lo espero, y cuando mas lo necesitamos. Oleeeeeee!!!!!!!!!



De sensaciones

Sentir. ¿La vida se basa en eso no? En percibir todo aquello que no se ve, que no se oye, que no se dice; pero que existir existe. Y que pululea por encima de nosotros, por debajo de nosotros, y entre nosotros. Hay quien intenta disimularlo, o incluso hasta ocultarlo. Los mas valientes lo muestran, sin miedos, sin tapujos, sin cuestionarse nada mas al respecto. Allá cada cual con su alma. Es la única que pasa factura en todos los finales.

También es cierto que las sensaciones se modifican continuamente, aun que algunas de ellas tengan carácter de permanencia. Son las que menos.

A veces me pasa que me paro y observo. Miro y ellas vienen a ti. Sin yo haberlas llamado, ellas se acercan y me inundan. A veces me gustaría que eso no pasara. Por que me da mal rollo, por que llegan a asustarme. Creo que estando ebria soy más sensible a ellas, y es cuando aprovechan para atacar por la retaguardia. Son mas listas que nadie y lo saben.


Otras verdades

Mis pies están bien chicos. En serio, los tengo enteros y verdaderos. No los he perdido por el camino, aun que en ese momento quizás fuese lo mejor de todo. Negros, negros como el tizón. Creo que en una vida anterior fui etiope y mi vocación por andar descalza viene de aquello. He decidido no gastar mas en tacones, ya que siempre termino descalza. No me son útiles.

Hay una pensamiento de “Alexito” que me llego al alma: “¿cuanto nos queda para disfrutar de esto? Cuatro, cinco, o incluso menos años. Joder aprovechemoslos a tope.”
Me aferro a esa idea tío.

Mi voz me ha abandonado por unos días. Espero que regrese pronto. Debe estar de resaca ella también.

Objetivo del sombrero cumplido. Nos costo lo nuestro pero lo conseguimos Ali. Que buena soy regateando. Que la den a la la tia de Habanna. Habrá que darle algun uso mas no Ali?

6 comentarios:

Angel dijo...

Pedaxo festival que te has metido vaya tela jajaajajaja... Bueno ahora a recuperarse, y no hay que poner un limite de años, quién sabe cuanto puede llegar a durar...

VANESSA dijo...

Ummmmm si Angelito me falta recuperarme estoy en ello.
Ves eso por ir a las fiestas...jejeej

besetes mudos

Ale en renovación dijo...

guaoooo muy bien escrito y muy lindos criterios. pasaré a menudo por aqui

alejandras con besos y suspiros

VANESSA dijo...

gracias ale, pasate cuando quieras wapa.

besetes para mexico

LOBO INQUISIDOR dijo...

Interesante como vuelcas vivencias tan tuyas.. que pocos temen descubrir, y menos.. compartir. Saludo tu pasion por la vida.. que siendo corta, tiene tanto para ser vivida.. aun sin alcohol o sin sexo.. aunque estos ingredientes hacen la vida mas placentera!

eneida dijo...

DESPUES DE MUCHO TIEMPO SIN MIRAR TU GRAN GRAN BLOG, DESCUBRO QUE CADA VEZ ESCRIBES MAS Y MEJOR, Y QUE NO VUELVO A DORMIR EN TU CASA
JEJEJE
MIL BESOS WAPA