1 jun. 2009

CUENTA ATRÁS.

Pues sí, ya solo queda esperar el momento. Mejor dicho tú momento. Aquel en el que solo tú serás la protagonista. Y en medio de esta espera los pensamientos encontrados son inevitables. No sabes cuanto cielo.

Miedos, nervios, intriga...

A pesar de que he pasado casi 9 meses preguntándome por el "momento parto", ahora mismo es lo que menos miedo me da ( quien me lo iba a decir con lo miedica que yo soy). Pero aseguro que eso es secundario, es un mero trámite, importante, pero al fin y al cabo solo un trámite. Lo verdaderamente importante es el después. Saber que es lo mejor para ti en cada momento. Satisfacer tus necesidades sin llegar al exceso. En definitiva ser una buena madre.

Cuando todo empezó, los propósitos eran tantos, tan variados y tan claros que todo parecía mucho más fácil. Que bobada verdad?. Pero ahora que está tan cercano el tenerte, es imposible no tener miedo. Sé que estoy preparada, pero creo que es la incertidumbre la que no me deja ver mas allá.

Solo quiero ver tu carita, solo eso, y se que el miedo desaparecerá.