6 feb. 2009



Me quedé aquí
En un rincón de la vida
Esquinada
Oyendo el estruendo de mi pecho
Sorda
Abrazando esta soledad y su rizo
Deambulando mis palabras y sentidos


Obstiné el encierro
(ingrato olvido)
Negué al sol el dulce brillo
De las alas de luz
Y de colores

1 comentario:

Angel dijo...

Buena poetisa...