22 jul. 2008

PRINCESITA

Había una vez una princesita que vivía en un palacio muy pequeño, de un reino muy pequeño, en una isla muy pequeña.

Había una vez una princesita que suspiraba por conocer grandes gentes, enormes países, y nuevos mundos.

Un día cualquiera esa princesita averiguó que no existían majestuosos reinos, ni mundos nuevos que conocer.


Así que convocó a los brujos y sabios de su feudo para que crearan diversos y múltiples pueblos, distintas y variopintas razas. Y así poder dedicar el resto de su vida a viajar de aldea en aldea, de tierra en tierra, por lejana que fuera aquella.

4 comentarios:

Belén dijo...

Oh has cambiado el look!!!!!

Que genial :)

Besicos

VANESSA dijo...

renovarse o morir Belencita!
el verano que aburre mucho

besitos wapa

etaxys dijo...

Con la luz apagada,el negro es mi color preferido,las personas y sus sensaciones también.Viajemos a otros mundos,aunque por dentro somos iguales y tenemos un mundo ¡por descubrir!para que nos descubran.Un beso.

VANESSA dijo...

Vaya Don Etaxys!! dichosos los ojos...sera que con la luz apagada todos los gatos son pardos.El negro tb es uno de mis colores.

Sabes es al lugar donde mas me gusta ir, y al que mas me gusta que me acompañen.